Comment nettoyer vos lunettes?

May 09, 21
Comment nettoyer vos lunettes?

Las gafas graduadas para quien las usa son un accesorio muy importante, algunos hasta podrían definirlas como sus segundos ojos, por esta razón es tan importante mantenerlas impecables en todo momento. Muchas veces se toman malos hábitos al momento de limpiarlas, lo que ocasiona daños en el cristal, en este artículo te contaremos cómo limpiar tus gafas de la mejor manera. 

Limpiar las lentes es una tarea bastante habitual y sencilla, pero no por eso se debe tomar a la ligera. Cuando se hace de mala manera se corre el riesgo de rayarlos, dañar el antirreflejo o, en el mejor de los casos, dejarlos sucios. Si quieres prolongar el tiempo de uso de tus gafas, con prescripción o para el sol ¡sigue leyendo!

¿Cómo limpiar tus gafas graduadas? 

Para muchos, las gafas son su más fiel acompañante. Las usan desde el momento en que se despiertan hasta el que se van a dormir. Sin embargo, no es hasta que se ve borroso que se recuerda que se deben limpiar los cristales. 

Por desconocimiento o descuido, la mayoría de las personas toman cualquier trozo de tela que tengan a la mano para frotar los cristales para limpiarlos. Un grave error, puesto que no todas las telas son aptas para limpiar las gafas, estas pueden hacer un mal trabajo, dejar residuos y en el peor de los casos, hacer rayones permanentes en los lentes

Limpiar las lentes de la manera correcta es la mejor forma de alargar su vida útil y tener una visión impecable. Por esta razón hemos escrito algunos consejos y técnicas para enseñarte la manera correcta de limpiar tus gafas

Pasos para limpiar tus gafas 

Te estarás imaginando que deberás comprar algún producto especial para limpiar los cristales de tus gafas, pero esto no es así, aunque no lo creas lo mejor para limpiar tus lentes es hacerlo con agua y jabón neutro, aquí te explicamos cómo: 

  • 1. Lava muy bien tus manos, asegúrate que no queden en ellas residuos de grasa o lociones que puedan transferirse a las gafas. 

  • 2. Enjuaga bajo el flujo de agua tus gafas, de esta manera quitarás cualquier residuo de polvo que pueda rayarlas. Nunca lo hagas con agua caliente, puesto que podría dañar el recubrimiento de tus cristales. 

  • 3. Aplica un poco de jabón en cada uno de los cristales, lo mejor es usar lavavajillas comercial que no incluya suavizante para manos. De igual forma un jabón neutro también serviría bastante bien. 

  • 4. Frota suavemente los cristales y el armazón por unos segundos, asegúrate de limpiar muy bien ambos lados, sobre todo el borde entre los cristales y la montura donde suele acumularse suciedad

  • 6. Seca cuidadosamente tus gafas, lo mejor es hacerlo con un paño de microfibra que no dejes rastro sobre los cristales. 

  • 7. Inspecciona los lentes, en caso de que haya quedado alguna suciedad debes repetir todo el proceso nuevamente hasta que queden impecables. 

Esta forma de limpiar tus gafas es la mejor opción si te encuentras en casa. Además puedes implementarla igualmente con tus gafas de sol o gafas de seguridad. 

Otras formas de limpiar tus gafas

No siempre se tiene acceso a agua y jabón para limpiar las gafas, por lo que es importante conocer otros métodos de limpieza que no hagan daño a los cristales. 

El más común en hacer uso de una tela de microfibra. Normalmente cuando te entregan tus lentes en la óptica estos vienen con un pañito de este material para limpiar los cristales, es importante recordar que este se puede lavar y que antes de frotar tus gafas con uno de estos te asegures que estén limpios para evitar que causen el efecto contrario. 

Otra forma habitual de limpiar las gafas cuando no se tiene acceso a agua corriente es hacerlo con toallitas húmedas. Hay que recalcar que deben ser unas especiales para esta función y que se pueden conseguir en las ópticas, el único inconveniente es su precio que tiende a ser algo elevado. 

También existen spray especiales para limpiar los cristales de las gafas. Estos están diseñados para limpiarlas sin dañar el tratamiento que puedan tener. Se consiguen en las ópticas, sin embargo su pueden llegar a ser bastante costosos. 

Si no cuentas con el dinero para adquirir alguno de estos productos, siempre puedes tener un pequeño spray con alcohol isopropílico a la mano con el que puedes limpia tus gafas, lo que debes hacer es rociar un poco sobre los cristales y luego frotarlos con un pañito de microfibra. 

Errores al limpiar tus gafas 

Ahora que ya sabes cómo limpiar tus gafas graduadas o de sol, debes conocer los errores al momento de limpiarlas que nunca debes cometer, puesto que podrías dañar de forma irreparable los cristales. 

  • No usar tu ropa. Jamás debes hacer uso de tu propia ropa para limpiar los cristales de tus lentes, al hacerlo puedes generar arañazos o eliminar la capa de antirreflejo. 

  • El papel de cocina, papel higiénico o servilletas no son una opción. El material del que están hechos deja residuos sobre los cristales, los que actúan como exfoliante pudiendo arañar la superficie del lente. 

  • No utilices limpia vidrios caseros. Esto debido a que su fórmula no está pensada para limpiar lentes, por lo que los químicos que contiene pueden ser nocivos para los tratamientos de los mismos, como el antirreflejo. 

  • Tampoco es buena idea querer abrillantar los lentes con otro tipo de productos que no sea para este uso, puesto que si tiene un rayón solo logrará hacerlo más visible. 

Estos consejos que hemos nombrado en este artículo son válidos tanto para las gafas graduadas, como los lentes de sol o los que se usan en la construcción. Lo más recomendable es seguirlos al pie de la letra cuando se trate de limpiar tus gafas, puesto que de esta manera durarán mucho tiempo.