Impacto del sol en los ojos

Oct 11, 21
Impacto del sol en los ojos

Diariamente estamos expuestos a la luz del sol, sobre todo en las estaciones de primavera y verano. Esta exposición está sujeta en su mayoría a las ocupaciones y actividades de cada quien. No importa si es mucho o poco el tiempo que se está al aire libre, el sol en los ojos puede llegar a ser perjudicial si no se toman las medidas correspondientes. 

Gran parte de las radiaciones solares son absorbidas por la atmósfera, pero aún así los rayos UV que llegan a la superficie terrestre pueden causar quemaduras en nuestra piel y ojos si se está expuestos a ellos por tiempo prolongado. 

Cada día son más las personas que están conscientes de ello y asumen un riguroso cuidado de la piel cuando está expuesta al sol, pero muchas veces esto no ocurre así con los ojos. ¿Quieres saber cuál es el impacto del sol en los ojos? ¡Sigue leyendo! 

¿Cómo afecta el sol en los ojos?

La Organización Mundial de la Salud calcula que alrededor de 3 millones de personas quedan ciegas cada año a causa de exceso de exposición solar. Los ojos son órganos muy complejos y sensibles a los rayos UV, mucho más que la propia piel, por esta razón es tan importante cuidarlos del sol. 

No hacerlo trae consigo graves consecuencias en la salud visual, tanto en el corto plazo como dolor en los ojos, ojos rojos, ojos secos y quemaduras, como en el largo plazo causando enfermedades mucho más graves. 

Así pues, exponerse durante mucho tiempo a los rayos UV del sol sin la adecuada protección en los ojos pudiese causar problemas en la visión, tales como visión borrosa, desgarro, ceguera temporal y en ocasiones ceguera permanente. 

Enfermedades oculares causadas por el sol en los ojos

El impacto del sol en los ojos, como mencionamos anteriormente, puede acarrear consecuencias en el corto plazo y en el largo. Algunas enfermedades que causa el sol en los ojos durante periodos prolongados de tiempo sin la debido protección son: 

Pterigion:

Es cuando comienza a crecer tejido fibroso y vascularizado en la conjuntiva, que es la membrana que recubre la parte blanca del ojo. Esta anomalía crece hasta llegar a la córnea y puede ocasionar molestias como ojos secos, sensación de cuerpo extraño, rojez en los ojos, ardor y sequedad ocular. 

Esto se debe a que esta carnosidad no permite la correcta lubricación del ojo, en fases más avanzadas la única forma de corregirlo es con una operación. 

Fotoqueratitis:

También llamada queratitis solar, es una lesión de corta duración pero no por eso menos dolorosa. Ocurre cuando el ojo es expuesto de forma intensa y por tiempo prolongado a los rayos UV. 

Cuando sucede, la luz afecta la parte más externa de la córnea, provocando que ésta se descame, dejando las terminaciones nerviosas al descubierto. Esto provoca en la persona afectada un intenso dolor. 

La fotoqueratitis suele tener dos tipos según sus causas, la primera es la que sufren los soldadores que no usan la máscara protectora al realizar su trabajo, y la segunda llamada “ceguera de la nieve” que normalmente se da en aquellas personas que practican deporte en la nieve sin usar gafas homologadas.  

¿Cómo curar quemaduras de sol en los ojos?

Tal como una quemadura en la piel, las quemaduras oculares causadas por el sol se comienzan a sentir entre las 3 y 12 horas después de haberse generado. 

Es importante que apenas se sospeche de sufrir una quemadura por sol en los ojos se comiencen a realizar los procedimientos necesarios para evitar daños más graves en el largo plazo. Los pasos a seguir cuando ocurre una quemadura ocular por sol son los siguientes

  • 1. Revisión ocular: para poder determinar la gravedad de la quemadura, en casos extremos puede ocasionar ceguera. Probablemente su médico le recetará analgésicos para tratar el dolor, que suele ser intenso, y gotas antibióticas para evitar complicaciones y promover la regeneración de los tejidos. 

  • 2. Evitar salir al aire libre: es de vital importancia evitar la exposición a la luz solar de forma directa para evitar daños permanente en la córnea. Es recomendable refrescar el ojo con máscaras de gel o paños húmedos. 

  • 3. No frotarse los ojos: tras una quemadura en los ojos por el sol es normal que estos piquen, lo mejor es evitar frotarse o rascarse porque eso lo que conseguirá es que los ojos se enrojecen más. 

  • 4. No usar lentes de contacto: hay que retirar inmediatamente los lentes de contacto para evitar que los ojos se irriten más. Es recomendable permanecer en una habitación oscura hasta que los síntomas aminoren. 

  • 5. Tomar analgésicos si el dolor es muy intenso: analgésicos de venta libre como el paracetamol pueden ser de gran ayuda si no es posible ir al médico de inmediato. 

¿Qué ponerse en los ojos para tomar sol?

El sol no es nuestro enemigo, tomar sol de forma consciente y moderada trae consigo beneficios como mejor síntesis de la vitamina D, de igual manera estimula el metabolismo y el sistema circulatorio. El problema es cuando nos exponernos a él de forma prolongada y sin tomar las debidas precauciones. 

Para tomar sol de forma correcta y poder disfrutar de él sin temor a que sea perjudicial para la salud de los ojos y la piel hay que hacerlo evitando las horas del mediodía, desde las 10 am hasta las 4 pm. 

De igual manera, accesorios como sombreros, gorras y gafas de sol son de mucha utilidad, lo ideal es complementarlos para tener la máxima protección de los rayos UV y UVB

Para concluir, es importante protegerse los ojos de sol cualquier día durante todo el año, no únicamente en verano o primavera. Si bien se puede prescindir de sombrero o gorra en los días nublados, las gafas de sol son un accesorio infaltable dentro de cualquier look.